Emergencias dentales: manejo del trauma dental

Emergencias dentales: manejo del trauma dental

Siempre es bueno estar preparado, y saber qué hacer, en caso de que se presente una emergencia dental; ya que es importante para su salud bucal. Si un diente astillado o fracturado, o una corona o amalgama rota no son tratados, se puede dar lugar a la aparición de caries; ya que el espacio abierto es difícil de limpiar.

Si tiene una emergencia dental por trauma de sus dientes, cálmese y siga estos pasos mientras va a su dentista:

  • Diente astillado: si se fractura o se astilla un diente, guarde y lave las piezas del diente con agua tibia. Ponga una gaza en el área dañada para parar el sangrado. Una vez que el sangrado haya parado, coloque compresas frías en el área comprometida y vaya a su odontólogo lo más pronto posible. Quizás no sea posible colocar las piezas en su lugar otra vez, pero llévelas consigo de todos modos.
  • Diente flojo: si su diente está parcialmente flojo, vaya a su dentista de inmediato y coloque una compresa fría en el área para bajar la hinchazón.
  • Diente caído: de ser posible, agarre el diente por la corona, no por la raíz. Enjuague el diente, pero si está sucio, no lo restriegue ya que se necesita preservar los fragmentos de tejido. Los dientes que se caen tienen altas posibilidades de ser colocados de nuevo en su lugar hasta una hora después de ocurrido el accidente. Trate de colocar el diente en su lugar, asegúrese que esté en posición correcta, sin forzarlo. Si no puede colocar el diente en su lugar, colóquelo en un contenedor con leche, agua con una pizca de sal o con un medio de crecimiento especial que puede comprar en una farmacia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *